Grupo de Usuarios Linux San Gregorio

Monday, 21/ April/ 2008

La Unión hace la Fuerza, si usamos la sensatez

Filed under: Kubuntu/Bardinux — Ruth @ 5:39 pm
Descargé de Internet un archivo powerpoint con enlaces a archivos de audio, lo guardé en el disco duro. Cuando abrí esa presentación en mi Linux con Open Office Presentación el sonido no salía por ningún lado. Lo llevé a WindowsXP y sucedió lo mismo ¿cual era el problema?.
Los archivos de sonido no se encuentran integrados, como sí lo están las imágenes, en el archivo powerpoint sino que se encuentran aparte, en el servidor, y no son arastrados por el archivo powerpoint en una descarga directa al disco duro. La solución consiste en no descargar la presentación powerpoint al disco duro sino en abrirlo al vuelo con la aplicación por defecto que, en mi Linux, es OpenOffice Presentación y en Windows es Microsoft Powerpoint. De esa forma es la aplicación la que reclama al servidor el envío de los archivos de sonido referidos en el archivo powerpoint y los guarda en la galería de archivos multimedia de la aplicación. Se puede desechar el archivo powerpoint, no guardarlo, pero los archivos de sonido permanecerán en la galería multimedia de la aplicación, al menos así ocurre con Open Office en Linux.
Si disponemos de Linux (Open Office Org Presentación) y Windows (Microsoft Office Powerpoint) y queremos trabajar con uno y que el producto sirva a ambos entonces vamos a tener un cierto problema. La compatibilidad es parcial entre ambos: 1. podemos editar el powerpoint (.ppt) en cualquiera de los dos, 2. la presentación sólo será fiel en aquel en el que la hayamos elaborado, 3. la elaboración en uno y presentación fiel en el otro sólo es posible mediante ajustes en el segundo.
Probada una presentación en Open Office Org Presentación y también, después de realizar los ajustes, en Microsoft Powerpoint he de decir que los efectos contenidos en la presentación son expresados con mayor calidad en el segundo que en el primero. Es posible, no lo sé con certeza, que esa diferencia sea debida a un mayor consumo de memoria RAM por parte de Open Office Org. Las diferencias no se dan sólo respecto de los gráficos sino también respecto del formato de audio; Microsoft Powerpoint sólo acepta archivos wav mientras Open Office Presentación admite también archivos mp3. Mientras una canción o tema de audio mp3 pesa, por ejemplo, 7 Mb éste, en formato wav, pesa 56 MB. Mi presentación pesa con mp3 unos 12 Mb y con wav unos 114 Mb, la diferencia es muy alta como para no tenerla en cuenta, especialmente si uso el email para el transporte o es una presentación elaborado por un equipo de personas. De acuerdo con la situación me pregunto ¿cómo puedo aprovechar las diferencias, qué he de hacer para convertir esta pérdida bruta en una ganancia neta?.
Resumiendo, los objetivos:
1. Optimizar el rendimiento informático en la fase de producción de presentaciones powerpoint.
2. Lograr la mejor calidad en la fase pública de las presentaciones.
3. Facilitar el transporte de archivos masivos, por ejemplo, grandes wav.
Los hechos demuestran que el proceso de «creación» de una presentación requiere un número indeterminado, ordinariamente muy alto de «pruebas y ajustes», hasta que la presentación se da por finalizada para ser mostrada al público. Asimismo, la fase de producción que más «pruebas y ajustes» requiere es sin duda la de diseño. Luego esta fase conviene realizarla en un sistema de producción no sólo muy eficiente sino cuyas herramientas sean legales y económicas al máximo, no valen los programas piratas ni los ofrecidos sólo para periodos de pruebas. El sistema eficiente por antonomasia es un Linux, por ejemplo, Kubuntu. Por lo tanto para el primer objetivo el éxito está cantado si el usuario no lo desperdicia con impericias.
Cualquier ordenador con WindowsXP permite la instalación adicional de Kubuntu y disponer así de dos sistemas operativos: Kubuntu y Linux. Al ordenarle a Kubuntu instalarse en un disco duro que ya dispone de Windows aquel hace hueco y se instala sin afectar al otro en absoluto. Por lo tanto doy por hecho el disponer de ambos. Normalmente el Windows preinstalado viene con el Microsoft Office Word, Excel, Acces y Powerpoint. Entonces, si el usuario no desprecia la oferta del Software Libre, Kubuntu, el segundo objetivo es también alcanzado con extraordinaria elegancia.
El terce objetivo se logra con un poco de conocimientos, a mi entender unos conocimientos que han de estar a la altura de la Educación General Básica, es decir, como saber leer y escribir o aprender a decir «I love you, daddy!», escribirlo y, al oirlo o leerlo, entender que eso significa en castellano «¡te quiero, papi!». Entonces, suponiendo que lo del «I love you» se ha alcanzado análogamente en informática, es decir, se ha avanzado algo más que en el uso del «doble clic» sobre los muñequitos, necesitaremos lo siguiente:
1. un programa que convierta los gandes archivos en formato wav, pesadísimos, a formato comprimido mp3, ligerísimos.
2. utilizar el programa anterior de forma eficaz y, opcionalmente, de modo eficiente.
El primer subobjetivo es muy fácil de lograr, sin pirateos ni virus u otros parásitos. El programa se llama «lame.exe», está contenido en un «.zip» con licencia LGPL y lo bajo (Descarga) a mi disco duro desde donde me indica (RareWares) la página profesional de sus desarrolladores (aquí). Creo una carpeta en Windows, llamémosle «lame», y descomprimo en ella ese «.zip» que contiene no sólo el programa sino una librería para Windows y unas páginas con un pequeño manual, en inglés.
Si hasta ahora no hemos visto lo más difícil eso quiere decir que, con un poco de suerte, si nuestro Windows es un XP y no un Vista, ya no lo veremos porque lo que nos queda es copiar el archivo librería lame_enc.dll a la carpeta localizada en C:\windows\system32\. Si se quiere comodidad cree otra carpeta, digamos «aulalame» y mueva hasta ella todos los archivos de la carpeta «lame» excepto el programa «lame.exe». El procedimiento general para convertir un mp3 en wav es muy simple:
1. copie el mp3, por ejemplo, mi.mp3, a la carpeta donde se encuentra el programa «lame.exe»
2. abra la consola de comandos de Windows: Inicio->Todos los programas->Accesorios->Símbolo del sistema
3. entre a la carpeta «lame», donde se encuentra «lame.exe» y el mp3, mediante el uso del comando cd
cd nombre_de_la_carpeta_que_contiene_a_la_carpeta_que_a_su_vez_contiene … a_la_carpeta_«lame»
cd lame
y, finalmente, ejecute el progrma «lame.exe» escribiendo en la consola: lame.exe –decode mi.mp3 mi.wav
Si ha conseguido dar todos los pasos obtendrá un archivo wav llamado mi.wav Lo que resta por hacer es adecuar en Windows, con Microsoft Powerpoint, los cuadros de texto, imágenes y tiempos preposicionados ya al desarrollar el diseño mediante Open Office Org en Linux. Pero queda una pregunta en el aire, ¿para qué todo esto?. La respuesta es que Linux dispone de un excelente programa editor de audio llamado Audacity, éste permite:
1. cargar audio en formato wav o mp3 y exportar a cualquiera de ellos
2. cortar un tema en fragmentos adecuados para cada una de las diapositivas con animaciones
3. añadir efectos si se quiere
4. mezclar fragmentos, es decir, pistas.
Sin duda que una bonita presentación merece una cuidada banda sonora, hasta donde permite powerpoint y la creatividad de los autores. Pero más razones, Linux tambien dispone de varios programas de retoque gráfico, por ejemplo, GIMP, de producción de video, por ejemplo, Blender, y muchas heramientas para usar en línea de comandos con las que automatizar una misma operación sobre muchos archivos de imágenes, por ejemplo, para crear gif animados a incluir en una diapositiva. En resumen, Linux es el mejor sistema operativo para la fase de producción más dura.
Lo que sigue es para usuarios avanzados pues a partir de aquí el problema de audio puede ser explotado al máximo usando un script batch típico de Windows mediante el que realizar la conversión a formato wav de todos los mp3’s contenidos en el directorio de audio de la presentación. Esto se puede lograr de varias formas, la menos laboriosa es abrir una consola y ejecutar el script batch. Su alternativa, más compleja, exige la existencia previa de un tiddlywiki con el plugin que permite arrancar archivos externos desde el Explorer, muy útil cuando el creador es un equipo de personas. En Linux, para quienes estén interesados, el script que convierte a wav’s en menos de 1 seg los 12 Mb de mis mp3’s contenidos en el directorio en el que se ejecuta el script puede ser éste -comprobado, funciona-:
#!/bin/bash
for i in `ls *.mp3`
do
lame –decode $i $i.wav
done
Para Windows, en el caso de tener muchos, pero que muy muchos mp3’s que convertir a wav, ya mencioné que es mejor elaborar un batchfile. En mi caso uso un simple pendrive de 1 Gb y no necesito batchfile.
Saludos
Advertisements

Leave a Comment »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: