Grupo de Usuarios Linux San Gregorio

Wednesday, 2/ April/ 2008

Copyright Vatican.va

Filed under: Antropología — Ruth @ 10:37 am
El copyright tiene un significado, tiene una magnitud y sentido, posee un valor de mercado o sentimental y apunta a un objetivo comunicacional; sin comunicación no es posible la existencia del mercado, este último es sólo un caso especial dentro del dominio de la comunicación. El dichoso Copyright es, por tanto, como un vector matemático. No tiene razón de ser una obra mía cuyo objetivo sea su mayor difusión -dirección del vector- si lo lastro con un valor de mercado -magnitud del vector- que por pequeño que sea es siempre un lastre, en términos aerodinámicos, un valor acumulado a la sustentación y avance que se opone a que mi Martillo de Thor se pose en mis manos como la pluma de un ángel
Trasladando el discurso anterior al nivel teológico podría yo suponer que Judas -el que nace también hoy en medio de todos en la Iglesia- , defiendiende la tesis siguiente, «Dios es topoderoso y muy digno, quien quiera escucharle siempre podrá pagar el precio de la entrada porque es muy barato». Pienso yo que es normal que esté tratando de reducir a su tesis que Dios sea sólo Santo en lugar de infinitamente Santo, tres veces Santo: la santidad infinita de Dios no admite sustitutivos, no admite reduccionismo alguno.
Nuestro Padre dice algo así: «Tráeme un cordero sin defecto … etc», es decir, que nuestro Padre está abierto a los regalos, pero no a los regalos con deuda, o con segundas intenciones egoístas. En resumen, sobre lo que trata este párrafo, nuestro Padre está diciendo algo así: ¡Paga antes tu deuda y después tráeme el regalo o no me tráigas nada, es mi satisfacción el que hayas pagado tu deuda o que hayas aceptado el precio con el que Yo la he cancelado!. Judas no aceptó ni acepta la cancelación de su deuda que hace el Señor, una deuda que el sólo Hijo del Hombre no puede soportar sobre sus hombros, de ahí aquel grito con el que Jesús, en el exceso de sus fuezas humanas, exclama con su divinidad y conquista con su suspiro el derecho a la Gloria para los cristianos: ¡Padre, por qué me has abandonado!.
Vatican.va ha establecido Copyright a sus objetos. Bien, no sólo bien, excelente porque hay más Judas y peores fuera de la Iglesia que dentro. Pero Vatican.va no lleva a la gente del pueblo a los juzgados ni se querella con la P2P o con un linuxero que teclea en el cielo negro de su consola bash wget -r http://www.vatican.va para descargarse a su disco duro las estrellas y mecerlas en medio de sus comandos. Leed las escrituras y los escritos de los Padres, trabajad con ellos y multiplicad sus bienes, ponedlos en práctica, leedlos en Vatican.va o en las copias “piratas”, siempre resultaréis premiados.
Saludos
Advertisements

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: